Destino del tropiezo

publicado en: Poesía | 0

Tu movimiento aparecido despierta mi tormenta,

eleva mi deseo estrellado en el desierto del sueño,

y aterriza el instinto animal que ansía

penetrar el refugio de tus horas sin tiempo.

 

Me miras con la crisálida perenne de tu boca,

besándote a muerte tras el cristal vahado 

de mi cuartel insurgente de poeta de pueblo,

y de mi pecho no sale palabra ni aliento.

 

Me sonríes mientras te doy mi mano ingrávida,

cuando un sol de fiesta lapidaria arrasa los giros de la edad,

y te digo que me alegro de verte, y te cayo:

«de verte de nuevo en cada espectro del sueño».

 

#ConPoesíaSobrevivo

Seguir Miguel Ángel Aragón:

Últimas publicaciones de